El Lipofilling

Se realiza comúnmente en tres etapas, la recolección del tejido adiposo desde un sitio donante adecuado mediante finas cánulas, a través de pequeñas incisiones de manera convencional, luego, la purificación del tejido aspirado, y por último la re inyección de la grasa purificada a través de una técnica de re implantación.